Ana.

Así me gusta llamarte. Es tan simple y a la vez tan complejo. Obsesivo. Palíndromo.

Eres el tatuaje más doloroso y horrendo que me he hecho. Aún te tengo miedo. Elegí alejarte pero sé que día a día me buscas y estando a solas, haces de las tuyas. Te lo permito, te consiento demasiado que ya hasta te he tomado cariño. A mi manera.

Visítame cuantas veces quieras. Me gusta jugar contigo, retarte. Ahora hasta presumirte que tengo razones para actuar diferente. No te apoderarás de mí, ya tengo quién lo haga.

Llámame estúpida, te extraño. Extraño lo que me dabas, lo que me diste, lo que me enseñaste. Extraño esa perfección oculta en obsesión. Me pegas dónde más duele. Maldita.

¡DÉJAME EN PAZ! Aún quiero ser perfecta, siempre he querido serlo. Sólo que algunas veces me rindo más rápido que otras y en diferentes maneras.

¿Recuperación? Carajo, no sé si creer en ella o solamente me hago tonta yo sola. Para ser sincera, creo que sigues aquí y seguirás por siempre. Nunca me dejarás. Siempre lo he dicho. Maldito parásito.

¡Deja de atacarme! ¡Deja de aterrarme!

Acepto que sigues aquí, te miro de lejos con miedo o respeto, no lo sé muy bien. Sólo no me lastimes como yo no lo hago a tí. Aún me rijo por algunas de tus reglas para no hacerte enojar, pero no aprietes tanto el nudo con que me ahorcabas en otro tiempo. Me tienes amarrada y si así lo quieres, jamás me soltaré, no lo intentaría con tal de no desatar tu furia, de que no molestes y te sientas ofendida. Co-existamos en paz.

you…forever.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s