Tu princesa

No tienes idea de cuánto duele estar así; aquí, sola, triste, llorando por todo lo que ha pasado. Me duele el alma, me duele el corazón, extraño tanto el último abrazo que me diste hace poco más de 24 horas.
No entiendo por qué todo se hizo tan grande, fue mi culpa? Fue tu culpa? fue de los dos? Qué puedo hacer para que me perdones?
No imaginas lo que se siente cuando el corazón se te parte en pedazos poco a poco. No te culpo de ello. Me culpo a mí.
Ojalá que nunca sepas lo que es “estar deprimido”. Sentir como te caes poco a poco, te quedas sin aliento, sin fuerzas, no tienes nada en tu interior, estás vacío y nada te puede saciar. Sientes que te comes por dentro de la desesperación y la ansiedad. Eso es la verdadera anorexia, ahí está el tan buscado origen, al menos de la mía.
Sabes que no vales nada, que por tu culpa, la persona que amas está sufriendo, por tus errores, por los que le cargas, por que no eres suficiente para él y nadie hace nada al respecto.
Vida mía, como quisiera que lo entendieras. Te suplico que si algún día lees esto, me perdones. Nunca he querido lastimarte. Los gritos e insultos son lo único que me han enseñado en situaciones difíciles. Nunca nadie se ha detenido a abrazarme y tranquilizarme para que no siga a la defensiva. Créeme que es lo único que necesito, y ni siquiera tú lo sabes.
Perdóname por volverme adicta a tí, no quiero que pienses que estoy obsesionada y/o enferma, que soy una psicópata y que sin tí me muero porque, aunque sea cierto, la razón es porque TÚ haz sido lo único que me llena el alma.
Eres lo único en esta vida que me ha dado calor desde lo más profundo de mi alma, lo que me ha dado calma incluso contra la tempestad más fuerte que soy yo misma, lo que me ha dado fuerza después de quedarme sin aliento ni esperanza, después de deshacerme en mil pedazos.
Tú fuiste el único que pudo convertir a la “Princesa Anoréxica”; siempre de hielo, siempre distante, callada, ausente y sola, en una princesa de cuento con su príncipe azul.
No es obsesión, yo lo llamo AMOR.
Perdóname por tanto error, tanta discusión y tanto dolor. La verdad es que nunca antes había amado, no de verdad. No es amor lo que yo pensaba. Amor somos tú y yo nada más. Y tampoco había sido amada antes de tí, es por eso que no sé cómo hacerlo.
Llevamos 6 meses, sé que lo único que significa esta discusión es que es una prueba más superada, más difícil pero sé que por algo la logramos juntos.
Por favor, te suplico me perdones aunque tal vez nunca leas esto.
Te amo mi príncipe.
Atentamente,

Tu princesa.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s