Sin pudor, sin censura…

Hace algún tiempo que pasaron estos capítulos en mi vida. Sin embargo, pocas personas saben de ellos. En esta ocasión, me ha inspirado compartir mi historia de anorexia. Una etapa de mi vida desde lo difícil hasta lo peor. Lo que nunca verán en estos relatos es “negarle” la oportunidad a una niña que busca en internet sobre ¿cómo ser anoréxica? ya que eso es algo que no se encuentra en las redes sociales. Espero no tener denuncias ni que cierren mi página por esto pues, estoy totalmente en contra de la censura.

Jamás daré un “tip” o consejo sobre cómo bajar de peso, cómo mentir, cómo ser una princesa ya que, volvemos al punto, ese tipo de cosas no se adquieren. Estamos hablando de una enfermedad tan grave que ha causado muertes en el mundo. No por descuido de las personas “responsables” de la persona enferma, sino porque la persona se suicidó lentamente. Esa fue su decisión y nada ni nadie pudo cambiarla.

Por favor, denme una oportunidad de narrar mi historia y de escuchar a quienes padecen o padecieron algún trastorno alimenticio. Les aseguro que será muy gratificante saber que hay alguien que te escucha, que te entiende, que sabe por lo que estás pasando porque recuerden que “sobre anorexia sabe más una anoréxica que un nutriólogo o cualquier médico”; de eso no hay duda alguna.

Nota: no estoy desacreditando a nadie. Simplemente no se puede saber de algo de lo que no se ha experimentado personalmente.

Por otra parte, tampoco responderé a ninguna persona que me ofenda, insulte o piense que hago esto para “tener seguidores” o para llamar la atención pues recordemos que el internet es un medio ampliamente libre en el sentido de que cada quién escoge qué ver, leer y escuchar. Si no están de acuerdo, pasen a otra dirección.

Por último, me niego rotundamente a dar consejos a aquellas niñas que dicen ser anoréxicas porque no comen una vez al día, porque cuando salen a alguna plaza con sus amigos comen ensaladas mientras en casa se atascan de papitas, y cosas similares. Vaya pues, me refiero a lo que las anoréxicas en redes sociales llamamos “wanna be*”.

De la misma manera trataré de ser lo más explícita posible en cuanto a cierta “terminología” aplicada en esta situación. Como primer punto, les explico que el término “wanna be” es abreviación del inglés “want to be” que traducido al español sería “querer ser”.

A continuación, mis relatos más allá de los límites impuestos por el pudor y la censura.

 

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s