Mi amiga Ana

Respiramos diamantes grises

Al Espejo

no le gusta mentir,

solo grita

la mierda

que le tocó

ver.

Tu cristalina mirada

da a luz

a ese ser

entre el limbo

de la vida

y la muerte.

El monstruoso

corpulento

grasoso

yo

que atormentaba

a tu envenenando

cerebro

ha

desaparecido

para concebir

a esa

malherida

calavera.

Los días dorados

de la infancia

con tu eterna

alegría

de infante travieso

fueron devorados

por los trágicos

y confundidos

días

de la perra

y bella

adolescencia.

Ana

te recibió

con los húmeros

abiertos,

te acobijó

te agració,

te prometió

volverte bello

y feliz

para que nunca más

se rían

de lo que un día

no quisiste

ser.

El sueño adolescente

de feas

verdades

y bellas

mentiras

te obligó

a jugar con Ana,

a reirte con ella

y a entretenerla

con tu metamorfosis

de obeso gusano

a mariposa

con alas rotas

sin color

ni alma.

Ana

fue tu única

View original post 57 more words

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s