Tú tan Titanium, yo tan Helium

Creo que esta es la mejor de todas. No sólo es quien la canta, no sólo es la letra, además me llamó la atención la referencia que hace sobre dos “superheroes” (you know what I mean *;) )

Sé que no es mucho pero en conjunto, son mi regalo de hoy… JTM !

I know that you’ll always be here, with me. So, THANK YOU.

Today’s mood…

Sé que es muy estúpido, demasiado estúpido e infantil, pero no puedo evitarlo. Desde siempre me he identificado con Bella Swan. (Pausa para las burlas).

Pues bien, en mis peores momentos, me identifiqué con esta escena pero nunca había puesto mucha atención en la letra de la canción. Ahora que la conozco, no puedo evitar definir mi día de hoy, y muchos otros mientras estoy aquí, encerrada, siempre esperando…

¿A qué?, ¿A quién?, no lo sé…

All that I know is that… there’s a possibility… maybe… or maybe not…

 

P.S. If you want to know more, search the lyrics *;)

Quiero darte besos 

Quiero darte besos 

besos que tracen suaves patrias

de melocotón y nube 

y te dejen la carne mojada.
Besos que traspasen fronteras 

y tras tatuártelos 

te propongas a tí mismo estar entero

besos en la mejilla que caminen 

como hormigas 

para convertirse en mordiscos en tu oreja.
Quiero darte besos 

de ser posible 

no dejar ninguna región de tu cuerpo 

por descuido descubierta 

besos ráfagas que inciten 

torbellinos en tus piernas 

besos en las constelaciones de tu mano izquierda 

besos que alboroten la memoria de tus células 

besos de café que te deje caliente la lengua 

besos viajeros que lleguen a tu frente 

cuando haces amistad con la almohada 

besos de cereza, besos fermentados

que te embriaguen más que la cerveza

besos en las ramitas de canela de tus cejas

besos literarios que tras un largo sueño 

te despiertan para hacerte gozar otro

besos que te guíen en dirección a la luna

y no simpaticen con duda alguna

besos de laguna donde hiervan y se hundan 

tus espinas más profundas 

besos en los huesos de tu espalda

besos que por la tarde me invoquen

en la boca de tu deseo 

te haría lo que la primavera a las rosas 

pero por ahora, solo quiero darte besos. 

¿Cuántos años tengo?  de José Saramago 

¿Qué cuantos años tengo?¡Qué importa eso! ¡Tengo la edad que quiero y siento!

La edad en que puedo:
Gritar sin miedo lo que pienso…

Hacer lo que deseo, sin miedo al fracaso, o lo desconocido…

Pues tengo la experiencia de los años vividos

y la fuerza de la convicción de mis deseos.
¡Qué importa cuántos años tengo!

¡No quiero pensar en ello!

Pues unos dicen que ya soy viejo,

y otras que “estoy en el apogeo”.
Pero no es la edad que tengo,

ni lo que la gente dice, sino lo que mi corazón siente y mi cerebro dicte.
Tengo los años necesarios para gritar lo que pienso,

para hacer lo que quiero, para reconocer yerros viejos,

rectificar caminos y atesorar éxitos.
Ahora no tienen por qué decir: ¡Estás muy joven, no lo lograras! ¡Estás muy viejo, ya no podrás!
Tengo la edad en que las cosas se miran con más calma,

pero con el interés de seguir creciendo.
Tengo los años en que los sueños se empiezan a acariciar con los dedos, las ilusiones se convierten en esperanza.
Tengo los años en que el amor,

a veces es una loca llamarada, ansiosa de consumirse

en el fuego de una pasión deseada y otras…

es un remanso de paz, como el atardecer en la playa.
¿Qué cuántos años tengo?

No necesito marcarlos con un número,

pues mis anhelos alcanzados, mis triunfos obtenidos,

las lágrimas que por el camino derramé al ver mis ilusiones truncadas…

¡Valen mucho más que eso!
¡Qué importa si cumplo cuarenta, cincuenta o más!

Pues lo que importa: ¡Es la edad que asiento!
Tengo los años que necesito para vivir libre y sin miedos.

Para seguir sin temor por el sendero,

pues llevo conmigo, la experiencia adquirida

y la fuerza de mis anhelos.
¿Qué cuántos años tengo?

¡Eso a quién le importa!

Tengo los años necesarios para perder el miedo

y hacer lo que quiero y siento.
Qué importa cuántos año,

¿cuántos tengo, o cuántos espero?

Si con los años que tengo…

¡Aprendí a querer lo necesario y a tomar sólo lo bueno!

  

Le bien qui fait mal…

Mais d’où vient

L’émotion étrange
Qui me fascine
Autant qu’elle me dérange
Je frissonne poignardé par le beau
C’est comme
Dans l’âme le couteau
La blessure traverse mon cœur
Et j’ai
La joie dans la douleur
Je m’enivre de ce poison
À en perdre la raison

[Refrain]:
C’est le bien qui fait mal
Quand tu aimes
Tout à fait normal
Ta haine
Prend le plaisir
C’est si bon de souffrir
Succombe au charme
Donne tes larmes

C’est le bien qui fait mal
[Qui fait mal]
Quand tu aimes
Tout à fait banal
[Ce bien qui fait mal]
Ta peine
Les vrais délices
Passent par le supplice
Baisse les armes
Donne tes larmes

Je ressens
De violentes pulsions
J’ai l’impression
De glisser vers le fond
Si j’ignore
D’où vient ce fléau
J’adore
L’avoir dans la peau
Envoûté par des idées folles
Soudain
Mes envies s’envolent
Le désir devient ma prison
À en perdre la raison

[Refrain]

Je ressens
De violentes pulsions
J’ai l’impression
De glisser vers le fond

[Refrain]