A letter from someone who’s broken

Writing is always a good idea to take the pain away.
When I write, I feel like I'm lowering down the pressure in my head, in my heart and in my soul. When I feel guilty, I need to write in order to think everything is going to be ok, even though it doesn't.
This week I made a huge decision. I'm trying to be a better person, a better woman, a better human being. All the time I'm always complaining about myself, my weight, my beauty and all my imperfections. That feeling of not being enough for anything, nor for anyone. I need to stop it and start doing something about it.
Somebody told me about suicide. That is a great way to die. Well, I'm sorry for being such a coward and don't doing it in the conventional way.
I stop eating again. Don't think it's a vanity thing. It's because I'm punishing myself because I've been such an asshole.
I think I've just give up. So, I'm doing this in my way.
Please don't think I'm going to be in a bad mood. Think that is part of the consequences I deserve, part of my own punishment.
At the end, think that I'm looking for my own suicide and finally it's going to be perfect.
Finally, I'm going to be perfect.

Now it's time to put on again all the masks because, THE SHOW MUST GO ON…

Advertisements

Ana.

Así me gusta llamarte. Es tan simple y a la vez tan complejo. Obsesivo. Palíndromo.

Eres el tatuaje más doloroso y horrendo que me he hecho. Aún te tengo miedo. Elegí alejarte pero sé que día a día me buscas y estando a solas, haces de las tuyas. Te lo permito, te consiento demasiado que ya hasta te he tomado cariño. A mi manera.

Visítame cuantas veces quieras. Me gusta jugar contigo, retarte. Ahora hasta presumirte que tengo razones para actuar diferente. No te apoderarás de mí, ya tengo quién lo haga.

Llámame estúpida, te extraño. Extraño lo que me dabas, lo que me diste, lo que me enseñaste. Extraño esa perfección oculta en obsesión. Me pegas dónde más duele. Maldita.

¡DÉJAME EN PAZ! Aún quiero ser perfecta, siempre he querido serlo. Sólo que algunas veces me rindo más rápido que otras y en diferentes maneras.

¿Recuperación? Carajo, no sé si creer en ella o solamente me hago tonta yo sola. Para ser sincera, creo que sigues aquí y seguirás por siempre. Nunca me dejarás. Siempre lo he dicho. Maldito parásito.

¡Deja de atacarme! ¡Deja de aterrarme!

Acepto que sigues aquí, te miro de lejos con miedo o respeto, no lo sé muy bien. Sólo no me lastimes como yo no lo hago a tí. Aún me rijo por algunas de tus reglas para no hacerte enojar, pero no aprietes tanto el nudo con que me ahorcabas en otro tiempo. Me tienes amarrada y si así lo quieres, jamás me soltaré, no lo intentaría con tal de no desatar tu furia, de que no molestes y te sientas ofendida. Co-existamos en paz.

you…forever.